Aceptar Transformación en la Lucha Cuarta Semana en el Tiempo de Pentecostés

June 25, 2017

 

Recuerdo haber oído la historia de un joven indocumentado que estaba siendo perseguido por la Migra. Estaba en la estación de autobuses y subió a un autobús que estaba a punto de salir. En el autobús, tomo asiento mero atrás a lado de una madre y su hija. No conocía a nadie en el autobús, y no lo conocían. No sabían si era un criminal o un asesino. Cuando la Migra subió al autobús y preguntó quién fue el ultimo que se subió, pero nadie habló. Los agentes de la Migra se quedaron mirando sus rostros. Pero nadie hablo.  Finalmente, el conductor del autobús les dijo: "Tenemos que irnos ya vamos tarde. Aquí no hay lo que buscan. Así que la Migra bajo del autobus y el autobús siguió a su destino. El hombre de la huyendo la Migra bajo en la siguiente parada, agradecido por la solidaridad del silencio, porque había encontrado el espíritu de una comunidad de fe y resistencia que cobró vida en ese autobús, ese día.

La historia que leemos en las Escrituras de hoy es de Ananais y Saphira. La comunidad de los discípulos se estaba formando después de la resurrección de Jesús. Eran gente pobre y para sobrevivir tenían que compartían todo en común. Se dice que algunos vendieron sus tierras y casas para apoyar el trabajo de la comunidad. Ananías y Saphira dijeron que lo hicieron, pero de hecho mintieron - retuvieron algo de lo que habían vendido. Cuando mintieron, fueron golpeados muertos delante de los discípulos que le preguntaron: "¿Por qué mientes al Espíritu Santo?"

La Escritura mostró que en la nueva comunidad de fe y resistencia formada por los discípulos, ambos temían y respetaban el alto nivel de la verdad y el compartir común.

En la parte de atrás de su programa de hoy usted verá los cinco pasos que le llevan a nuestra comunidad de fe y resistencia: 1) Encuentre su lugar en el Tiempo de Dios y la historia de su pueblo; 2) Aceptar la transformación que se le ofrece allí; 3) Traer la transformación a otros; 4) Ser testigo de esa transformación en el mundo; Y 5) Multiplicar y conectar las comunidades de fe y resistencia que se forman.

Espero que hoy usted la iniciación dé estos cinco pasos en nuestra comunidad de la fe consideración y reflexión. Espero también que hoy encuentres tu lugar en el Tiempo de Dios y en la historia del pueblo de Dios. Pero primero, hoy, las Escrituras nos llaman para entender y vivir esos pasos.

Los discípulos se han anunciado al pueblo y los llamaron a ser bautizados en el nombre de Jesús que fue crucificado, muerto y sepultado, pero resucitó; Han sobrevivido a la confrontación con las autoridades y sintieron que el Espíritu Santo y fueron unidos; Ahora tienen que tomar tiempo para fortalecer los cimientos de su comunidad donde ellos son guiados por el Espíritu de Verdad y Auto-suficientes

Como los discípulos, enfrentamos la represión y la persecución; Como los discípulos, hemos llegado a comprender que Dios nos ha plantado aquí con un propósito; Como los discípulos, hemos escuchado el llamado de Jesús a formar comunidades de fe y resistencia; Como los discípulos hemos confrontado la estructura de poder, hablando la verdad al poder; Como los discípulos hemos descubierto una fe común que nos une como comunidad; Como los discípulos que estamos tratando de fortalecer nuestra comunidad a medida que luchamos.

En la escritura de hoy, aprendemos las lecciones de la transformación del compartir y la transformación de la verdad.

A medida que nos guían a través de las estaciones de las Escrituras y la lucha cada año, se nos ofrece la transformación. Todo en la sociedad tiende a hacernos actuar egoístamente, de acuerdo con nuestro propio interés propio. El amor, incluso la amistad, crea una excepción. Para aquellos que amamos, para la familia, a veces incluso para los amigos, dejamos de lado el egoísmo y el interés propio. Estamos dispuestos a sacrificarnos por ellos.

Jesús dio su vida, no sólo por sus discípulos, a quienes llamó amigos, no sólo por María su madre y María Magdalena su esposa, sino por personas que ni siquiera conocía. Él dio su vida por los pobres y los marginados y los oprimidos, por un pueblo que había perdido su camino y su fe. Su enseñanza y su ejemplo eran de altruismo.

Los discípulos aplicaron esta enseñanza, este ejemplo supremo, a la forma en que organizaron su comunidad de fe y resistencia. La regla era que "tenían todo en común y compartían todo". Aquellos que tenían tierras o casas las vendían para que la comunidad pudiera continuar su trabajo.

Hemos tratado de construir nuestra comunidad en la autosuficiencia, en el compartir. No dependemos de subvenciones o contratos para llevar a cabo los servicios, porque queremos que nuestras comunidades de fe se difundan y no se puedan difundir si no dependen de la comunidad si no son autosuficientes. Aún más, hemos aprendido que nuestra unidad depende de que aprendamos a compartir lo que tenemos entre nosotros. El poder de nuestro testimonio depende de la profundidad de nuestro compromiso, de nuestro amor por los niños separados de sus familias, de los niños refugiados que son devueltos a la muerte y al peligro, de nuestro amor por los que se enfrentan a la injusticia como los veteranos deportados y los Jóvenes hermanos etiquetados como criminales por la policía racista. Si sobrevivimos compartiendo, entonces somos llamados a actuar sobre ese amor, no corrompido por el interés propio.

Los discípulos también aprendieron la enseñanza de la verdad. Jesús enseñó que "la verdad os hará libres". El poder de nuestro testimonio requiere que hablemos la verdad, la verdad que otros no quieren oír. Sin embargo, no podemos hablar con la verdad en nuestra voz si no hay verdad entre nosotros. Los discípulos no exigieron que Ananías y Sofía vendieran su tierra y dieran el dinero a la comunidad. Querían que la gente pensara que entregaron todo lo que tenian, dispuestos a compartir y mantener todo en común – pero no fue haci y  mintieron. Se retuvieron en secreto. En la escritura, cayeron muertos, mostrando el poder de la norma de verdad que se celebraba en la comunidad.

Así como encontramos nuestro lugar en el tiempo de Dios, en el propósito de Dios y en la historia de nuestro pueblo, así se nos ofrece nuestra propia transformación personal y colectiva. La práctica de nuestra comunidad nos ofrece altos niveles de compartición y verdad. No somos perfectos. Hacemos compromisos con nuestro ministerio pero no los mantenemos. Incluso mentimos sobre lo que hemos hecho - cuando no lo hemos hecho. Pero podemos confesar y ser perdonados y reconciliados - y lo hacemos porque Dios ha establecido el estándar de la verdad que vivimos.

Mientras que el mundo en que vivimos nos lleva a ser guiados por el interés propio, los principios de la comunidad que Dios nos da nos llevan a compartir - y el amor desinteresado de Jesús. Mientras que el mundo en que vivimos nos lleva a ocultar nuestros verdaderos sentimientos, a falsificar y mentir para protegernos a nosotros mismos, los principios de la comunidad que Dios nos da nos llevan a ser honestos entre sí para poder decir verdad al poder en nombre de nuestro gente.

Cuando vivimos y formamos parte de una comunidad de fe y resistencia, guiada por la Escritura y el Espíritu, aceptamos los principios de compartir y verdades. Tal vez lo hagamos primero por su propio interés, deseando los beneficios de la protección de la comunidad o el respeto de la comunidad entre el pueblo. Sin embargo, con el paso del tiempo, estos principios de compartir y la verdad arraigan en nosotros. Cuando nos resistimos a ellos, se nos ofrece confesión, perdón y reconciliación, y la reconciliación provoca un cambio en nosotros. Paso a paso, cuando sentimos que Dios interviene en nuestras vidas, al sentirnos parte de un movimiento que Dios dirige, al sentir la fe de los que nos rodean y la presencia de Dios cuando estamos juntos en la oración, paso a paso aceptamos La transformación que el Camino de Jesús ofrece.

¿Qué da a nuestras comunidades de fe y resistencia su poder, su capacidad de desafiar a los hombres con gran poder? Hemos visto a un niño enfrentarse a la pérdida de sus padres romper el corazón de los hombres crueles, y mover los corazones de una nación. Sí, ya lo hemos visto. Lo vimos esta semana con el niño hondureño que Julie llevo a Washington DC, quien llegó al piso del Congreso con su carta al presidente Trump. Y hemos visto que las personas que vienen a esta comunidad inmediatamente confían en la comunidad y su condian en su participación en la comunidad. Si la gente ve a los miembros de una comunidad que han superado el egoísmo y el interés propio, entonces confiarán en la comunidad. Si encuentran personas que verdaderamente les dan la bienvenida, con respeto y solidaridad, aunque no las conozcan, las mueve. Si ven en la comunidad personas que tienen un alto nivel de verdad, las personas que les gustan no son perfectas, sino personas que se hacen perfectas a través de la confesión y el perdón y la reconciliación, entonces ellos quieren ser parte de esa comunidad.

Utilizamos estrategias legales y políticas para defender a nuestras familias. Sin embargo, nuestra efectividad real depende de nuestra transformación: la transformación que ofrecemos a otros tal como nos fue ofrecida, la transformación del compartir y de la verdad.

Es la mayor bendición que se nos ofrece en las comunidades de fe y resistencia. Jesús enseñó que "Tú debes ser como un niño si quieres entrar en el Reino de Dios". Usted ve que las comunidades del Reino ofrecen transformación, transformación que restaura nuestra inocencia, la inocencia de Jesús.

Este es el proceso por el cual pasamos, renovando nuestra fe cada año. Encontramos nuestro lugar en el Tiempo de Dios y en la historia de nuestro pueblo. Aceptamos la transformación que se nos ofrece, que restaura nuestra inocencia sin importar lo que hayamos hecho. Entonces estamos llamados a ofrecer esa transformación a los demás en la forma en que nos relacionamos con ellos, en la forma en que los recibimos, en la forma en que somos solidarios con ellos. Entonces como comunidad, y cada uno de nosotros individualmente, estamos llamados a ofrecer esa inocencia, viviendo en los principios de compartir y de la verdad, en el testimonio, en el testimonio de nuestras acciones.

Estos son nuestros ministerios, el trabajo de la comunidad de fe y resistencia. El ministerio de unidad familiar y reunificación; El ministerio de los servicios de salud juveniles, el ministerio de la libertad de la criminalización y el encarcelamiento masivo; El ministerio de los veteranos deportados. Lo que hacemos en estos ministerios es poner nuestra transformación en práctica - y que no sólo permite que esa transformación crezca en nosotros, sino que refuerza nuestro lugar en el propósito de Dios. Así como nuestro testimonio en estos ministerios nos pone en conflicto con la maldad, nos pone en armonía con el propósito de Dios, la intervención de Dios - y nos permite vivir en el tiempo de Dios, libre de separación, incluso libre de muerte.

Finalmente, nuestras comunidades de fe llegan a ser lo suficientemente fuertes para multiplicarse, dar a luz a nuevas comunidades, como hemos visto surgir nuevas comunidades de esta iglesia en el Parque Humboldt, en Hermosa, en Waukegan y en Bensonville; Como hemos visto nuestra comunidad de fe conectada con otras comunidades de resistencia en este país y en toda América Latina!

Me gusta pensar que el indocumentado que huía de la Migra confió en el Señor Jesucristo cuando subió al autobús. No conocía a nadie, pero veía que se parecían a él, que hablaban su idioma, tal vez veía tanto el dolor del sufrimiento como la alegría del amor que conocía en su propio pueblo. Él se sentó en la fe - y su fe fue contestada.

Aquellos que estaban en el autobús no lo conocían y, sin embargo, arriesgaron su propia seguridad para darle un santuario. No sabían si era culpable de un crimen, si era un terrorista, pero reconocían algo en común con él que era como ellos. Ciertamente no era un hombre perfecto y no había vivido una vida sin pecado. Sin embargo, la comunidad en el autobús lo aceptó y se volvió inocente a través de su fe y su confianza en ellos.

No es fácil para nosotros aprender a compartir unos con otros. No es fácil para nosotros vivir en la verdad el uno con el otro. Solos no podemos mantener estos principios. Sin embargo, cuando encontramos nuestro lugar en el propósito de Dios para nosotros, en la razón por la que ha plantado un pueblo en esta nación, cuando encontramos nuestro lugar en la renovación de su Camino, se nos ofrece la transformación y se le da el poder de ofrecer esa transformación a otros .

Las comunidades de fe y resistencia, como las que estamos determinados a realizar, ofrecen transformación y cobran vida a través de la transformación. Esa transformación los conecta directamente a Dios y no hay maldad, ni príncipe de maldad en la Casa Blanca ni ninguno de sus agentes, que nos pueda sacar de esta tierra, separarnos de nuestras familias, herirnos o arrancarnos del seno de El Señor y su pueblo.

Algunos de nosotros escuchamos al Ministro Farakkhan esta semana. Reflexionó que muchos de los africanos traídos aquí en esclavitud eran musulmanes como él. Él dijo que a través de la intervención de Dios, la fe del Islam había surgido aquí en los Estados Unidos. Él reflejó que la unidad de los musulmanes en los Estados Unidos era ahora un resplandor ligero en Oriente donde la división y la locura habían traído a los musulmanes para luchar y matar a cada uno otro. El ataque racista de Trump contra los musulmanes aquí está hecho para apagar esa luz.

Mientras escuchábamos nos dimos cuenta de algo. Muchos de los que vinieron a este país de América Latina se escondieron quiénes eran, ocultaron su fe, se avergonzaron y trataron de asimilar. Pero un Espíritu fuerte ha llevado a los latinos a respetarse a sí mismos ya enseñar a sus hijos su historia, su fe y su cultura. Durante la larga lucha contra las deportaciones, los latinos han logrado una unidad poderosa. Ahora, como los musulmanes en este país, la unidad latina brilla como una luz para las naciones del sur, donde el conflicto y la violencia desgarran la vida de la gente.

Porque Dios no plantó a los afroamericanos y latinos en esta nación como un escape o para asimilarse a los valores del materialismo y la conquista, sino para establecer esa luz de fe y unidad que puede traer la unidad y la autodeterminación por los continentes de las Américas. Esta nación se ha enriquecido con la explotación y las divisiones en México y América Latina. Debemos ver que la guerra de Trump contra los latinos es impulsada por el temor de que una creciente mayoría de latinos ponga fin a lo que esta nación está haciendo a América Latina. Trump y su especie han visto el plan de Dios, el despliegue de Dios. Ahora debemos verlo claramente - y ver que estamos viviendo en el propósito y la protección de Dios.

Tengo fe hoy, que las comunidades de fe y resistencia que estamos construyendo a medida que luchamos cada batalla por cada familia, por cada joven, por cada niño, se extenderá por la tierra, nos llevará a través de las tormentas de los próximos cuatro años Y saldrá victorioso, surgirá en una victoria, en la cual nuestra próxima generación puede fortalecerse en el propósito de Dios.

Acepta en comunión hoy, no sólo el cuerpo y la sangre de Jesús, sino la transformación que el Señor te ofrece, el modo de compartir y de solidaridad, el camino de la verdad y el camino del perdón que restaura tu inocencia; Aceptar la transformación que se le ofrece; Únase a nosotros en esta comunidad de fe y resistencia que el Señor nos ha dado a conocer. Abrid vuestros corazones y haced que sean inocentes cuando compartimos juntos el pan y la copa, renovando de nuevo la fe que Dios nos da.

 

 

Las Sagradas Escrituras para la tercer semana en el tiempo de Pentecostés

Salmos 118

Desde mi angustia clamé al Señor,y él respondió dándome libertad.El Señor está conmigo, y no tengo miedo;¿qué me puede hacer un simple mortal? El Señor está conmigo, él es mi ayuda;¡ya veré por los suelos a los que me odian!Es mejor refugiarse en elque confiar en el hombre.Es mejor refugiarse en elque fiarse de los poderosos…El Señor es mi fuerza y mi canto; ¡él es mi salvación! ¡La diestra del Señor es exaltada!La diestra del Señor realiza proezas! Ábranme las puertas de la justicia para que entre yo a dar gracias al Señor.Son las puertas del Señor,por las que entran los justos.¡Te daré gracias porque me respondiste,porque eres mi salvación!La piedra que desecharon los constructoresha llegado a ser la piedra angular.Esto ha sido obra del Señor,y nos deja maravillados…Bendito el que viene en el nombre del Señor.

Hechos 4:32-37  Los creyentes comparten sus bienes

 Todos los creyentes eran de un solo sentir y pensar. Nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían. Los apóstoles, a su vez, con gran poder seguían dando testimonio de la resurrección del Señor Jesús. La gracia de Dios se derramaba abundantemente sobre todos ellos, pues no había ningún necesitado en la comunidad. Quienes poseían casas o terrenos los vendían, llevaban el dinero de las ventas  y lo entregaban a los apóstoles para que se distribuyera a cada uno según su necesidad.José, un levita natural de Chipre, a quien los apóstoles llamaban Bernabé (que significa: Consolador), vendió un terreno que poseía, llevó el dinero y lo puso a disposición de los apóstoles.

Hechos 5:1-6  Ananías y Safira

Un hombre llamado Ananías también vendió una propiedad y, en complicidad con su esposa Safira, se quedó con parte del dinero y puso el resto a disposición de los apóstoles. —Ananías —le reclamó Pedro—, ¿cómo es posible que Satanás haya llenado tu corazón para que le mintieras al Espíritu Santo y te quedaras con parte del dinero que recibiste por el terreno?  ¿Acaso no era tuyo antes de venderlo? Y una vez vendido, ¿no estaba el dinero en tu poder? ¿Cómo se te ocurrió hacer esto? ¡No has mentido a los hombres sino a Dios! Al oír estas palabras, Ananías cayó muerto. Y un gran temor se apoderó de todos los que se enteraron de lo sucedido.  Entonces se acercaron los más jóvenes, envolvieron el cuerpo, se lo llevaron y le dieron sepultura.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

"Elvira's Faith & Barack's Challenge" Available Now!

September 27, 2016

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive