LA FUENTE DE NUESTRA FUERZA Tercera semana en el tiempo de Penteost

June 18, 2017

 

Este domingo, tomamos nota de que el Presidente Trump ha rescindido formalmente la orden llamada DAPA, la orden de aplazamiento legal y documentos de trabajo a los padres indocumentados de los niños ciudadanos de los Estados Unidos. Es una píldora amarga para tragar. Hemos luchado mucho por esa orden ejecutiva desde la fundación de la Familia Latina Unida hace 15 años. Sin embargo, incluso cuando nos enfrentamos a la injusticia de Trump, estamos viendo la administración Trump y la mayoría republicana en el Congreso cayendo a pedazos, atrapados en la ilegalidad y las mentiras y peliendo y culpando se entre ellos mismos. Estamos seguros de que la toma de poder del Trump terminará en cuatro años y que lo que hemos luchado será ganado - de una manera aún más fuerte que antes.

. Al mismo tiempo, incluso cuando nos enfrentamos a algunas audiencias de deportación en julio para las familias de esta iglesia, debemos recordar que luchamos y ganamos muchas victorias para aquellas familias que se mantuvieron firmes y fuertes, y con quienes nos inspiraban a mantenernos fuertes con ellos. Los niños ciudadanos estadounidenses que apenas nacieron cuando empezamos sus luchas toda via tienen a sus lados a sus madres y padres con ellos y ahora son mas grandes y maduros, porque luchamos con ellos y han crecido en la lucha – luchando y resistiendo juntos. Su presencia con nosotros y su voluntad ahora de tomar la lucha es el fruto de nuestra lucha o mas bien una cosecha.

Hoy es también día del padre. Honramos a los padres que están aquí y acercamos en nuestro corazón a aquellos de quienes estamos separados. Honramos a aquellos padres que fueron deportados y han regresado con gran riesgo para mantener a sus familias. Honramos a los padres detenidos como Alberto y Miguel y honramos a aquellas madres que han tenido que ser PaMa madres y padres debido a una ley rota.

Hoy nos centramos en la fuente de donde proviene nuestra fuerza, la fuerza que nos permitirá perseverar - y perseverar con alegría en nuestras vidas.

Nos reunimos todos los domingos como parte de nuestra misión: salvar vidas, mantener a las familias unidas y mantener a nuestros hijos e hijas, a nuestros hermanos y hermanas fuera del sistema de justicia penal, fuera de las manos de la policía y las prisiones. Nos unimos para servir a nuestra comunidad - pero lo hacemos formando y haciendo fuerte una comunidad de fe y resistencia.

Es una comunidad de resistencia porque el principal asesino no es el cáncer o las enfermedades del corazón, sino la desigualdad. La desigualdad de la atención sanitaria crea la brecha de muerte de 20 años, lo que significa que nuestra comunidad está siendo robada de años de su vida.

Es una comunidad de resistencia porque este gobierno está separando a las familias y tratando a millones de personas como criminales que sólo están tratando de trabajar duro y criar a sus familias.

Es una comunidad de resistencia porque nuestros jóvenes se enfrentan a la policía ya un sistema de justicia penal que ha puesto a más personas en la cárcel que cualquier otro país del mundo y porque la aplicación de la ley sólo ha añadido a la violencia que existe en nuestra comunidad.

Somos una comunidad de fe porque la fe de nuestros antepasados, de nuestras familias, nos da valor para continuar la lucha y nos muestra el camino hacia la unidad, que es la parte más importante de nuestra lucha. El mundo que nos rodea nos enseña el engaño, pero nuestra fe nos enseña a defender lo que es correcto y luchar por él en la forma en que vivimos nuestras vidas.

Nuestra comunidad de fe nos mantiene fuertes porque ofrece un viaje de renovación cada año. Seguimos el camino espiritual que se nos da en las Escrituras - y ponemos lo que aprendemos y experimentamos espiritualmente en práctica en nuestra comunidad - y sirviendo a nuestra comunidad y resistiendo la desigualdad y la injusticia.

Hoy, caminamos con los discípulos. Han seguido y aprendido del ministerio de Jesús. Cuando Jesús fue injustamente crucificado, se escondieron, pensando que eran los siguientes. Ellos fueron testigos de su resurrección y eso les dio valor y les recordó su enseñanza. Por último, experimentaron la presencia de un poderoso Espíritu Santo que les dio el valor para salir entre las gentes que se reunieron en Jerusalén de muchos países. Le dijeron y predicaron a la gente la verdad: que los romanos y sus propios sacerdotes habían asesinado a Jesús, un hijo fiel de Dios. Habían asesinado a un hombre inocente. Ofrecieron a la gente una manera de arrepentirse de su indiferencia y recuperar su fe y más de tres mil fueron bautizados.

El segundo día, los discípulos salieron y encontraron un pobre invalido sentado fuera de las puertas del templo. Él estaba pidiendo limosna, pidiendo el cambio lo que sobria esos centavitos. Pero que dijeron los discípulos: "No tenemos plata ni oro, sino levántate y camina." De repente, el pobre paralitico lisiado se puso de pie, sus piernas se enderezaron y entró en el templo con ellos, reclamando el lugar en la sociedad a la que se le había negado. Los discípulos comensaron a decir la verdad a todos que habían realizado este milagro de sanacion "en el nombre de Jesucristo que los romanos y los sacerdotes habían asesinado.

Así que hoy nos encontramos con dos de los discípulos que habían sido llamados ante el gobierno local porque dijeron: "El pobre paralitico lisiado fue sanado en el nombre de Jesucristo". Advierten a los discípulos que no sigan diciendo que Jesús fue asesinado, y que fue un hombre inocente había sido injustamente asesinado. Pero los discípulos se negaron a comprometerse con los Romanos. Y los discípulos respondieron "No sabemos si es correcto hacer lo que dices, pero no podemos evitar hablar de lo que hemos visto y oído". Debido a que tienen el apoyo de la gente que vio al hombre sanado, y tuvieron que liberar a los discípulos.

Ellos vuelven a su comunidad de fe, rezan juntos y sienten la presencia de un Espíritu Santo que los une en su propósito, unidad y misión.

Esa es la historia de las escrituras de hoy. ¿Cómo nos ayuda en lo que estamos llamados y reunidos aquí a hacer?

Les pido que caminen en los sandalias de los discípulos y que vean cómo andan hoy en nuestros zapatos. Somos parte de un movimiento que está exigiendo y trabajando para proveer igualdad en el cuidado médico de la salud. Estamos comprometidos en la sanación de la gente, y asegurando que tengan ese cuidado médico que todos merecen. Lo hacemos en nombre de nuestro amor por nuestras familias. También lo hacemos en nombre de todas aquellas personas inocentes que mueren veinte años antes debido a l desigualdad, de que los blancos con acceso y a seguranza. Nosotros no somos responsables de la desigualdad en el sistema de salud. Somos inocentes, y sin embargo mueren. Así que hacemos nuestro trabajo en nombre de los inocentes que han sido tratados con discriminación- realmente perdieron años de su vida - injustamente.

Eso es lo que hicieron los discípulos, y la razón por cual los arrestaron. Sin embargo, estaban protegidos por el apoyo de la comunidad y por Dios, cuyo propósito servían.

También estamos luchando contra las deportaciones que separan a las familias. Estamos ante la administración Trump que ha decidido a deportar el máximo personas como puedan. Una madre que cruza la frontera por lo que este país ha hecho a la economía de México o por la violencia que este país ha traído a México o Centroamérica o por el narcotráfico, que trabaja, que tiene hijos y ha hecho sacrificios para darles una buena vida - Ella es inocente. Ella es fiel a lo que Dios le pide que haga. No podemos quedar con los brazos cruzados y dejarla ser deportada. Así que luchamos por ella y por la unidad sagrada de la familia de la cual ella es parte.

Estamos trabajando en el caso de Miguel Pérez. Miguel sirvió en el ejército, dos mandatos en Afganistán, y regresó con una lesión cerebral y PTSD. Cayó en la droga cuando regresó, fue arrestado y cumplió su tiempo en la cárcel. ¡Ahora se están moviendo para deportar a este joven que luchó por ellos! Creemos que es inocente y estamos luchando por él.

Trabajamos para defender y reunir a las familias - para sanar lo que el gobierno destruye. Estamos luchando contra la desigualdad y estamos luchando por Miguel. Lo hacemos en nombre de los inocentes que son injustamente tratados. Estamos caminando en los zapatos de los indocumentados.

Muchas personas en esta comunidad son de El Salvador, Nicaragua o Guatemala, Honduras. Muchos vinieron debido a la guerra en sus países - empeorados por las políticas de este gobierno - o debido a desastres naturales como inundaciones o terremotos. Se les dio TPS, estatus legal temporal para quedarse aquí. Ahora Trump quiere quitar ese estatus de TPS y separarlos de las familias que ellos formaron aquí y los niños que nacieron aquí. Son inocentes, pero están siendo tratados como criminales. Nosotros los defenderemos.

Los defenderemos y serviremos a nuestra comunidad porque somos como los discípulos. ¡Vamos a defender lo que Dios nos ha dado a nosotros ya nuestro pueblo! Así que hoy buscamos aprender qué dio a los discípulos el valor de hacer lo que hicieron, lo que estamos empezando a hacer en esta comunidad.

En nuestra lucha, hemos salvado vidas. En nuestra lucha hemos luchado contra las deportaciones injustas. A veces no creíamos que tuviéramos una oportunidad pero ganamos. Nos sentimos como si Dios estuviera con nosotros. Sentimos que estas victorias eran una respuesta a la oración. Y cuando nos reunimos para reflexionar sobre lo que había sucedido, sentíamos un poderoso espíritu y presencia de Dios que nos unía, eso nos hizo más fuertes y nos acercó más y nos hizo mas unidos.

Ese es el sentimiento que queremos compartir hoy - en este servicio. No estamos quejando de lo que nos pasa. Invitamos a las antiguas escrituras, a las tradiciones de nuestros antepasados ​​en la oración y la música, a ayudar a recibir el espíritu de valor y el espíritu de unidad que viene cuando ustedes están haciendo lo que Dios quiere que hagan. Quiero decirles hoy que esa Unidad Espiritual en la presencia de Dios es una fuerza tan poderosa en nuestras vidas y puede construir comunidades tan poderosas. Sólo tiene que abrir sus corazones a ella. Sólo tienes que caminar en los pasos de los discípulos para sentirlo.

Hemos sido bendecidos con una visión del futuro, informada por los antiguos, pero abriendo el futuro como un libro que aún no está escrito. Estamos construyendo comunidades de santuarios. Lo que veo claramente es que nuestras comunidades de santuarios sobrevivirán, pero la Dominación de Trump cayera. Se autodestruirá como un monstruo terrible. Se autodestruirá de su propio odio. Lo sobreviviremos si somos fieles unos a otros ya Dios. ¡Esa es la bendición de nuestra comunidad!

Hoy es el día del padre. Honraremos a nuestros padres. Algunos de ellos están presentes con nosotros. Algunos de ellos han sido deportados o están en prisión. Algunos de ellos han fallecido. Sin embargo, hay algo especial en la comunidad de fe y resistencia que estamos construyendo.

Cuando los discípulos se reunieron con sus comunidades, después de haber sido liberados por las autoridades, oraron juntos. Recitaron el salmo que se preguntaba por qué los gobiernos y los hombres en el poder luchaban y buscaban dirigir el mundo en sus propios intereses egoístas. Entonces afirmaron que estas acciones eran en desafío del orden que Dios buscó en la tierra.

No sólo crecieron más fuerte en su fe que la orden de la justicia y el amor y la justicia prevalecerían, ellos sentían ese justo orden entre ellos. Eso es lo que debemos abrir nuestros corazones para sentirnos bien. Cuando usted está con la justicia, con el propósito de Dios en la tierra, puede recibir el don de vivir por un tiempo en Su Reino.

Si caminas con nosotros - si continúas caminando con nosotros - en el camino que hicieron los discípulos, en el camino que Jesús talló para la humanidad, te pondrás en posición de recibir juntos este don. Sin embargo, cada uno de ustedes debe tomar su propia decisión para Cristo. Dios nos da la unidad y una marcha a través de la historia juntos, pero cada uno debe encontrar su propio camino en ese movimiento en la historia, en la intervención de Dios en la historia humana. Cada uno debe encontrar su propio compromiso en la soledad para unirse y tomar el mano de dios,para experimentar su reino entre nosotros.

En el Reino de Dios, en su tiempo, no hay muerte ni separación. No hay injusticia y no hay egoísmo. Los padres que perdemos porque han pasado de esta vida, los padres de los cuales estamos separados, están aquí con nosotros en la presencia de Dios, en el Espíritu de fe y resistencia que compartimos hoy día. Casi puedes alcanzarlos y tocarlos porque el amor cruza las barreras de la muerte y la separación.

Eso es un milagro, un milagro que puedes experimentar en la comunidad de fe y resistencia. ¿Cómo lo experimenta? Camina con nosotros. Caminar con los discípulos. Andad con nosotros en servicio, en resistencia, en servicio, y esa experiencia vendrá sobre vosotros, venid sobre nosotros. Es un milagro que cura la tristeza y limpia las lágrimas de la pérdida y el desaliento - y nos deja enteros y unidos. Es la fuente de nuestra unidad. En ella podemos ver la victoria que buscamos. En ella encontramos la fuerza para sobrevivir períodos difíciles y el valor para reclamar la victoria que es inevitable.

Lo que los discípulos sabían era que aquellos a quienes los poderosos estaban dispuestos a tirar, se convertirían en la piedra angular de una sociedad justa que duraría más que los romanos y las autoridades del Templo. Les dijeron que Jesús, que era la piedra que arrojaron, sería la piedra angular de lo que será construido en el futuro. Hoy compartimos la experiencia de una comunidad que sobrevivirá a la maldad actual, que no será desechada - que será la piedra angular de todo lo que reemplaza a Trump a medida que su poder se desmorona.

Esa es la experiencia que compartimos hoy - con los discípulos, entre sí, con los ángeles - y con Dios.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Featured Posts

"Elvira's Faith & Barack's Challenge" Available Now!

September 27, 2016

1/1
Please reload

Recent Posts
Please reload

Archive